0
0,00
  • Carrito vacío

    No tienes nada en tu carrito

La importancia de la proporción CBD:THC

La importancia de la proporción CBD:THC

La proporción CBD:THC es muy importante ya que sus distintas cantidades puede hacer variar los efectos de la planta. Los cogollos contienen una amplia gama de cannabinoides, terpenos y flavonoides. Estos elementos contribuyen a la gran variedad de efectos de la planta, y son la razón de la gran popularidad del cannabis entre los consumidores con fines recreativos y holísticos.

La importancia de las proporciones de cannabinoides
Pero, ¿Qué sucede si modificamos la proporción de cannabinoides de la marihuana? Es posible adaptar tu experiencia con el cannabis en función de las concentraciones de cannabinoides, como el CBD y el THC. Sin embargo, para comprender por qué cambiar la proporción de cannabinoides produce una experiencia única, primero debemos explicar la interacción entre la marihuana y el cuerpo humano.

El sistema endocannabinoide
Dentro de todos los seres humanos hay una amplia red llamada sistema endocannabinoide (SEC). Este sistema se compone principalmente de endocannabinoides y receptores cannabinoides (más información en breve), y su función es monitorear nuestras funciones corporales y promover el equilibrio fisiológico. Normalmente, esto sucede sin intervenciones externas, pero también es posible alterar algunas funciones como el estado de ánimo, el apetito y el sueño mediante el uso de cannabinoides como el CBD y el THC.

Símbolo THC
El sistema endocannabinoide funciona mediante un mecanismo similar a un candado y una llave. Si un compuesto tiene la misma forma (estructura química) que el candado del receptor, desencadena una reacción biológica en función del lugar donde se encuentra el receptor. Por ejemplo, activar un receptor del sistema digestivo podría alterar la sensación de malestar estomacal o el apetito.

Lo fascinante del sistema endocannabinoide es que sus receptores también interactúan con los compuestos del cannabis, dando lugar a cambios en nuestro sistema inmunológico, digestivo y nervioso central, entre otros.

THC, CBD y efecto séquito

Símbolo CBD
El THC es conocido por unirse a los receptores CB1 del cerebro, provocando euforia y un efecto psicotrópico. Por otro lado, el CBD tiene un papel más secundario y muestra una leve afinidad con los receptores repartidos por todo el cuerpo. Sin embargo, al ayudar a que el SEC funcione de manera más eficiente, el CBD es capaz de promover varios aspectos del bienestar.

El hecho de que el THC y el CBD afecten al cuerpo de manera diferente significa que podemos experimentar con varias proporciones de estos cannabinoides para producir los resultados deseados. Y también hay que tener en cuenta el efecto séquito.

Los cannabinoides no solo ejercen sus propios efectos sobre el cuerpo humano, sino que se cree que sus efectos mejoran cuando actúan juntos. Esto es parte de una teoría de la sinergia natural creada por el Dr. Ethan Russo, y otra gran razón para probar cepas con diferentes ratios de cannabinoides.

Proporción CBD:THC
Ahora que hemos explicado los cannabinoides, los receptores cannabinoides y el SEC, es hora de conocer el efecto de los diferentes ratios o de la proporción CBD:THC.

1:0: esta proporción contiene niveles mínimos de THC, así que no hay riesgo de efectos secundarios psicotrópicos. Las cepas con un ratio 1:0 se centran exclusivamente en los beneficios del CBD destinados al bienestar.
20:1 – 25:1: estas variedades llevan un paso más allá los beneficios del cannabis para el bienestar, y presentan niveles elevados de CBD y un ligero toque de THC. Estas proporciones no provocan un subidón perceptible, pero contienen suficiente THC para fomentar el efecto séquito.
8:1 – 4:1: aquí el ratio es un poco más equilibrado, lo que significa que el THC podría causar un efecto más notable. Esta proporción es más adecuada para los consumidores que quieran fomentar el efecto séquito, sin limitar su propia funcionalidad.
2:1: con el doble de CBD respecto al THC, obtenemos los beneficios del CBD sobre el bienestar, acompañados de un colocón más perceptible. Se trata de uno de los ratios más populares, y también el más adecuado para consumidores familiarizados con el THC.
1:1: una proporción equitativa garantiza el máximo beneficio de ambos cannabinoides.
1:2: estas cepas contienen el doble de THC que de CBD. Se definen principalmente por un fuerte efecto psicotrópico, que se verá atenuado por los altos niveles de CBD.

Gracias a los avances en el cultivo de marihuana, puedes encontrar un montón de variedades con todo tipo de proporciones de CBD a THC. Aun así, hay que señalar que esto es simplemente la punta del iceberg. Existen más de cien cannabinoides, así que queda mucho por aprender sobre la proporción ideal entre los distintos compuestos del cannabis.

Deja un comentario

Call Now ButtonLlámanos